Fundación Luciana Tovar Gómez

Fundación Luciana Tovar Gómez
Los niños con síndrome de Down es una de las poblaciones de más cuidado en pandemia y hay un ángel que los cuida. Luciana es una estrellita fugaz que dejó una enorme estela de luz

La Fundación Luciana Tovar Gómez, nace del corazón de una madre que tuvo, la dicha y la fortuna, de llevar durante nueve meses en su vientre, una personita con una de las condiciones más lindas y especiales, el síndrome de Down. Solo 10 meses y 11 días duró la vida de este ángel en la tierra, a cambio de eso, dejó encargada a su mamá, Alejandra Gómez, de luchar por el bienestar y los derechos de las personas con Síndrome Down.

“Desde los tres meses de embarazo supe que mi hija venía con síndrome de Down, ante lo que hemos visto hoy en día que la vida de un bebé no vale nada, desde los tres meses me dijeron que abortara, sin embargo, yo dije que hasta que Dios me la prestara y como viviera la iba a recibir”, asegura Alejandra.

“Esta fundación nace desde que mi hija se fue al cielo, nace del corazón de mi hija y yo. Mi hija nació con síndrome de down duró 10 meses y doce días y lastimosamente Dios la llamó tras su regazo y a raíz de esto comienza esa necesidad de honrar la memoria de mi hija y llegan a mi vida catorce hijos de corazón que actualmente tenemos en la fundación y ellos han sido el motor para salir de este duro momento y bueno Dios me ha bendecido, se me llevó mi hija, pero me ha dejado catorce hijos más que son una bendición”.

“Estos gorditos van de 8 a 4 de la tarde todos los días les reforzamos el tema de lectoescritura, les damos cálculo matemático básico, les damos algo de sociales, español, les inculcamos mucho todo el tema de motricidad, a ellos les fascina la música, les fascina bailar entonces tenemos clase baile, de deporte”.

 

Vote aquí

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies