Barco hospital

Barco hospital
En esta emergencia de salud un grupo de grandes profesionales de buen corazón trabajan sin descanso para atender a pacientes que difícilmente pueden acceder a un servicio médico.

El Barco Hospital San Rafael recorre el pacifico colombiano llevando esperanza en medio del olvido. 

La costa pacífica colombiana es un lugar de olvido, sin vías, sin desarrollo, con zonas impenetrables. Con una profunda problemática social. Abriéndose paso por tormentosas aguas, por entre la desesperanza avanza este acorazado, el Barco Hospital San Rafael, lleva consigo un puñado de valientes. 

Hace 11 años zarpó para atender pacientes. Al interior de esta embarcación viajan unas 30 personas, entre tripulación, médicos y enfermeras, quienes trabajan sin descanso y sin remuneración, absolutamente de corazón. Son cerca de 80.000 personas las que se han beneficiado del barco hospital. 

La necesidad de la misión de estos valientes es tan apremiante que, si no llega este pequeño y a la vez gigante barco hospital, a estas zonas, nadie llegará para ayudar. Para estos miles de beneficiarios los servicios son gratuitos. Dan medicamentos hasta para cuatro meses. El barco cuenta con un laboratorio clínico nivel 4. 

La luz llega a estos oscuros rincones como un aliento de vida ante la ausencia estatal de unas 300.000 personas que habitan estos lugares, en muchos casos, inhóspitos de la costa pacífica colombiana. Se busca que estas personas no se resignen a las enfermedades y a la muerte.

La embarcación avanza gracias a donaciones de fundaciones extranjeras y la idea es que nunca se detenga y para ello necesita el aporte de la empresa privada colombiana. 

Ahí va el barco hospital San Rafael, dando vida y devolviendo salud. Aprovechando un rayito de esperanza en medio de la espesa oscuridad. 

 

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies